Fuente de Emanación

junio 18, 2011

Mientras dormito en el bus aguantándome las ganas de evacuar

me es imposible no recordar

el tremendo consejo de mi amigazo Chuflay.

Parafraseo tal cual:

“Estimado Omar, cuando el desodorante ambiental ha de escasear, no desesperes ni hagas tal de vomitar, la solución te voy a comentar:

Al segundo después de evacuar toma jabón líquido o shampoo sin chistar y echalo al water sin vacilar. Directo en la fuente ha de caer, un par de cadenazos y el olor a tronco ha de apagar y tus colegas y amigos felices… han de quedar”.

Fin