La Tripleta de Dios


La iluminación suprema, el nirvana, el despertar de los sentidos, la felicidad, el conocerse,  nada se compara con “la tripleta”, esta es sencillamente lo que todo buen amante del alcohol y la comida busca a lo largo de sus años de autodestrucción. Personalmente pensé que nunca la lograría ya que siempre he gozado de una salud de hierro y mi estomago más aún.. aunque el pasar de los años me demostró lo contrario

La “tripleta” consiste basicamente en realizar tres actos de manera conjunta y sincronizada: Cagar, mear y vomitar, (o cagarse, mearse y vomitarse, todo depende del compromiso de consciencia) esto a consecuencias del abuso de alcohol y comida (puede ser ambos o por separado)

Desde los 16 años que la busqué, han sido 10 años de mucho sacrificio, casi 6 años en que cada viernes y sábado nunca han faltado los amigos y los compañeros: Botellones de Vino “San Francisco”, ron Limón “El tambito”, pisco “tres cruces”, “limarí”, “control”, “la serena”, ruta norte”, “capel” de 35, licores de cacao, cherry y menta, enguindados robados, sidras y cerveza. Tanto brevaje que recordarlos me saca una sonrisa instantanea. Los últimos 4 años a razón del trabajo y responsabilidades varias he tenido que bajar la intensidad de mi busqueda, ya no todos los viernes y sábados, ahora 1 viernes al mes, un miercoles al mes.. pero siempre he recordado mi preciada meta.

Este viernes no iba a ser distinto, fui al cine, comí  chorrillanas con mi novia, después torta y finalmente un pan con queso, me dormí temprano cerca de las  11pm, sin alcohol, sin drogas, sin nada que pudiese permitir vislumbrar lo que se vendría. Desperté del dolor, cerca de las 6am, frío, mucho y frío y un dolor que no me dejaba respirar, se sentía como haber hecho 1.000 abdominales en 5 minutos o haber sido torturado con corriente en los abdominales o muchos puntapiés en dicha zona. Aguante 1 hora antes de decidir ir a la clínica.. en dicho lugar luego de ingresarme a una pieza y de encontrarme cómodamente instalado pedí de  beber agua.. ahhh fria, sanadora y mágica agua .. No terminaba de beber mi primer vaso y unas terribles nauseas me dieron vuelta la cabeza, busque el baño a tientas, la taza y vomite 2, 3, 4 veces, aún no terminaba mis labores vomitisticas y me dan ganas de cagar, así que sentado en el vater, pelela en mano (para vomitar) comienzo el rito sagrado de la “la tripleta de dios”, no fué tan magico como lo imaginada pero ver salir liquido por todos mis orificios fue una experiancia religiosa, casi un milagro, el milagro de la vida, vi un dorado resplandecer por todos lados, similar a cuando la bestia baila con bela o cuando aladino canta un mundo ideal con jasmin… Al rato todo se desvaneció, volvió el dolor y me despertaron los fuertes golpes de la enfermera y del doctor “omar!!, omar”” estas bien!!, no tires la cadena por favor”. Mi pequeño milagro no fué solamente mío, lo comparti con mi doctor y la enfermera los cuales auscultaron tiernamente el water, la pelela y el lavamanos… El fin a mi experiencia fue viadil+domperidona a la vena… lo demás es un mito, el mito de la tripleta de Dios

Anuncios

3 Responses to La Tripleta de Dios

  1. Javiero dice:

    La quinela no es tan difícil de lograr, súmale lágrimas y mocos y ya está, yo estuve a punto pero me faltó estar resfriado…
    Ahora si andas con otitis puedes llegar a la excreción suprema, el cerumen hará que veas a Dios y te diga su nombre…

  2. La otra tripleta: dice:

    Una Cagada, una paja y una ducha.

  3. Omaro dice:

    En la ducha? al mismo tiempo? muajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: