Primeros recuerdos


La única vez que me cagué (la única desde que tengo memoria) fue como un sueño o lo recuerdo como si estuviera soñando: estaba en la casa de una tía y como necesitaba privacidad me fui al jardín. Las rosas eran más altas que yo, el refugio perfecto para que mi cuerpo se manifestara, un refugio de pasto y pétalos, más bien un infierno en el que permanecí escondido de la verguenza y la humillación, a mis tres años ya sabía que hacerce caca no estaba bien.
Después mi mamá me encontró y lo demás lo olvidé. Debe ser mi primer recuerdo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: