Corta Churros Perruno

cocker

Por Carmen Gloria Vega

Un buen día, mis papás me llevaron a comprar un perrito… yo siempre quise un cocker spaniel… me gusta el coquito que tienen en la cabeza y su mirada, siempre pensé que eran tiernos… Cuando llegamos a la casa de la señora que estaba veniéndolos, me pareció tan tierna la imagen… todos corrían por todos lados, entre tres tiraban una frazada, otro se colgaba de las orejas de su mami perrita… y en un rincón, observándolo todo estaba “ella” un espécimen cockeriano muy tierno, me pareció que tenía “onda” así es que la elegí… le pusimos Bellota (porque en ese tiempo, grandecita ya, veía a Las Chicas Superpoderosas), cuando la subimos al auto… se desató, resultó que ya no era el dulce can del cual me había enamorado, era algo así como un demonio de tasmania, mi papá trataba de manejar mientras “la Bello” se le subía a la cabeza, mi mamá la tomaba pero ella mordía a destajo mientras yo observaba y me arrepentía de mi elección, pensaba que seguramente este canino tenía conocimientos de marketing porque vendió muy bien su imagen, pero en verdad, era el demonio hecho perro… mientras crecía, entre sus irreverentes performances estaba la de comerse un toldo del patio, “ampliar” su casa de perro, trepar por las ventanas y arrasar con todo lo que se le cruzara en la cocina de la casa, además, de manipularnos con su mirada de pena que juraba un “yo no fui”… pero, sin duda lo que más nos impresionaba de la Bello… eran sus mojones, eran de múltiples formas, desde sofisticados mojones largos en posición vertical como la Torre Pizza, otros bicolor que simulaban esculturas expresionistas de museo francés…. otros que emulaban los primeros intentos artísticos de nuestros antepasados prehistóricos, yo lograba atar cabos pensando “los grandes artistas suelen ser irreverentes y atrevidos en su forma de vida, la Bello debe ser así porque es el Dalí canino”, la veíamos crecer y nos preguntábamos qué tenía de especial su pequeño ano perruno ¿sería algo así como un decorador de torta? O ¿una máquina de fabricar churros?, en fin… era una artis-perra, admirábamos sus expresiones artísticas por lo que eran… sin buscarle muchas explicaciones, hasta que un día llevó a cabo su obra maestra, algo así como La Piedad de Miguel Ángel o la Mona Lisa de Leonardo Da Vinci… incursionó en el arte sacro… porque mientras estábamos en las típicas compras navideñas de último momento, Bellota entró a la casa, eligió el pesebre bajo el árbol de Navidad como su espacio de expresión y, para nuestra sorpresa, cuando regresamos a casa, en vez de niño Jesús en El Nacimiento, encontramos un sutil mojón entre la pajita, ahí terminamos de convencernos que nuestra mascota se manifestaba en contra de fiestas paganas y nos trataba de decir algo más… darnos un nuevo sentido a la navidad. Desde ese día, la Navidad tiene otro significado… gracias nuestra Artis-perra, conocida como: Bellota…

Anuncios

One Response to Corta Churros Perruno

  1. amorycaca dice:

    El niño Jesus a la altura de un mojòn … nos será mushoooo jajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: