Carta de un lector

mayo 28, 2009

Para caca y amor:

Saludo con mucho respeto
a la comunidad de caca y amor
y aprovecho consultar cosas de igual valor
¿Que pasa con los orines y los pedos?

No hay que olvidar que la presentación
de una buena cagada es precedida
por un pedo de gran proporción (y olor)
como los de metro cuando vamos de salida

Que decir de los orines importunados
hay historias de apuros y contricciones
de igual calidad que de aprietes y cagazos
hay victimas y victimarios de tibias micciones

Por último y en conjunto
no hay mejor liberación
que cuando sale todo junto
un meado, un pedo y un cagón.

Cristopher Oporto

Anuncios

Pequeñas diferencias

mayo 26, 2009

Unisex_Toilett

Ella: ¿qué vamos a hacer hoy?

Él: no sé tú pero yo tengo pichanga con mis amigos y no sé si me queden ganas de hacer algo.

Ella: ¿otra vez?!!! No sé qué tanto le ven a esa famosa pelotita…

Él: no saco nada con explicarte por que no entenderías.

Ella: ¿y acaso tú me entiendes a mí?

Él: trato…

Ella: no, porque si me entendieras harías un sacrificio y dejarías de lado los partidos por estar conmigo.

Él: pero si paso prácticamente todo el día contigo, hacemos todo juntos, hasta al baño venimos juntos…

Ella: porque no tienes nada más que hacer…

Él: no seas injusta, sabes que no es por eso. A todo esto, ¿me pasas el confort?

Ella: toma…

Él: gracias…

Ella: …bueno ya, está bien, no voy a hacer problemas. Debo reconocer que anoche te portaste un siete y el carrete estuvo buenísimo.

Él: uffffffff………. Así veo…


Enfoques

mayo 19, 2009
Happy

Happy

Veamos el lado positivo a las cosas.

Precocidad no es un problema sino que es un arrebato de amor incontenible. Si tu pololo es precoz es porque está muy enamorado o lo tienes muy caliente, halago más grande no hay.

Unos kilitos de más no están mal, son reflejo de un buen apetito (buena salud) y de una personalidad gozadora que prefiere disfrutar antes que someterse a los cánones de belleza.

No tener plata ni bienes materiales significa tener menos preocupaciones y responsabilidades, en otras palabras, estar en la U es sinónimo de copete más barato pero cañas en la casita.

Ser animal tiene sus ventajas, si eres perro cualquier lugar es un baño (no se puede esperar que actúes moralmente) y si eres conejo puedes hacer el amor todo el día.


Otro Guiño Historico a los Precoces

mayo 17, 2009

ali_liston_1024x768


¿Y 5 segundillos?

mayo 14, 2009

CarlosGardel

Para Gardel 20 años no es nada; para un eyaculador precoz 10 minutos una eternidad.


Estallido Intestinal

mayo 13, 2009

t-chinchulines

Una prima me contó la siguiente situación:

Era un paciente con el abdomen tan hinchado que a los doctores preocupó

Luego de examinarlo el paciente exclamó… No logro cagar mi estimado doctor

Se intentó un lavado de estomago, se intento una manguera anal y procedimientos para este tipo de circunstancias, pero el paciente seguía sin expulsar

En vista de lo acontecido  se decidió por revisar el intestino a la luz del quirófano del hospital

Abertura transversal y vertical, las tripas sacaron y con sorpresa se percataron que estaban a punto de explotar… El paciente sedado no sabía lo que iba a pasar

Los doctores empezaron a masajear, apretar y arrastrar los gases hacia la apertura anal

El recorrido iba según lo pronosticado hasta que sorpresa

BAM!!!!

Estallido Intestinal! todos a llorar

Por el agujero intestinal salía expedido un peo eterno y caca a rabiar

El quirófano, la asepsia y el personal, lluvia de caca gritaban al pasar

Unos minutos más, rio de caca hacia el desagüe, podredumbre ambiental

Estallido intestinal a suturar

Un paciente deshinchado ha de estar, doctores y enfermeras con olor a caca han de quedar

Omaro


Ni lo uno, ni lo otro

mayo 13, 2009

Intento caminar sin levantar sospechas,
alguien parece que me sigue sin que a mí me importe.
La música suena a todo mi alrededor,
pero el ritmo de su respiración en mi oído es más fuerte.
Escucho sonidos de una escalera en pleno descenso
y se me comienzan a enfriar las plantas de los pies.
El piso ha capturado el frío de la larga noche.
De a poco comienzo a mirar y sentir
detenidamente los detalles de su cuerpo,
armados con delicadeza y preocupada dedicación.
Sin levantarme, busco mirar y oír lo que sucede
del otro lado de la puerta.
Al ritmo de nuevas temperaturas,
prosigo con el delicado proceso,
los pies no son los únicos que se frotan y hacen correr la sangre.
Me levanto, le regalo una breve mirada como es habitual;
tiro la cadena y me quedo ahí un segundo más.
La dejo sola y desnuda entre las sábanas, mientras bajo la escalera,
cuando de pronto, me escucho tiritando en el baño…

Juan Pablo Ruz